Consejos para elegir tu plato de ducha

El plato de ducha no deja de ser una piedra que evita filtraciones cuando nos bañamos. Una losa que conduce el agua de nuestra ducha al desagüe. El mercado nos ofrece distintos materiales para la fabricación de platos de ducha: gres, acrílico, carga mineral o piedra natural. Lo colocamos en el suelo de nuestra ducha y aislamos al vecino de abajo posibles fugas. Si quieres adquirir un plato de ducha deberás tener en cuenta los siguientes consejos:

Mide tu baño. El tamaño importa, parece una obviedad pero no lo es. Todo dependerá del tamaño. Si tu cuarto de baño es pequeño recomendamos la instalación de una losa cuadrada o de cuarto de círculo. Si tu baño es mayor no tendrás problema a que los platos de ducha se adapten al espacio escogido.
Piensa en tus necesidades. Cuáles son tus necesidades. ¿Buscas mejorar el acceso? Entonces instala un plato de ducha al ras de suelo, antideslizante y de tacto cálido. Material: piedra natural. ¿Buscas un plato resistente al paso del tiempo? Contra los golpes el material elegido es la carga mineral. Contra el paso del tiempo y los productos de limpieza recomendamos el gres.
Ahorra gastos innecesarios. Algunas personas deciden sustituir el plato de ducha por una mezcla de materiales que se colocan a ras de suelo. Esta técnica supone un sobre coste en la obra al tener que aislar la obra con tela asfáltica. Un plato de ducha ahorra inconvenientes y gastos innecesarios.

 

Pon un plato de ducha y jubila tu vieja bañera. En Logroño en muy fácil con Reformas Rioja. Rápido y limpio.

Cambia la bañera por plato de ducha

Tomar la decisión puede llevar tiempo pero con estos pequeños consejos ahorrarás tiempo y dinero:

El plato de ducha te dará más espacio en tu baño.
El plato de ducha te permitirá ahorrar agua si lo comparas con la bañera.
El plato de ducha te ofrece comodidad y confort.
El plato de ducha facilita el acceso al baño.

Leave a Comment